Diseño de Water Journey™: Juliana Hamori y el arte de la inspiración

Si ha estado leyendo los últimos artículos, sabe que estamos a punto de lanzar tres nuevos productos de nuestra línea Water Journey™. Anticipándonos al lanzamiento, exploramos la filosofía de diseño actual de la línea, destacamos sus numerosas características, y hablamos con nuestro arquitecto paisajista sobre algunas características sorprendentes. 

Este es el último artículo antes del lanzamiento y, por ello, pensamos que sería interesante hablar con la diseñadora industrial y creadora de estos nuevos y emocionantes diseños, Juliana Hamori. Juliana nos dio todos los detalles del proceso creativo y nos contó cómo se ponen en marcha los proyectos de este tipo. También nos habló de algunas de las directrices que mantienen a los miembros del equipo —y a ella misma— constantemente inspirados.

¡Gracias, Juliana, por dedicarnos unos minutos para hablar del tema! ¿Cómo comenzó tu relación con Vortex? Cuando terminé la universidad, me mudé de Colombia a Montreal y comencé a trabajar para MEGA Brands Mattel. Siempre quise diseñar productos para niños. Me encanta intentar adivinar lo que piensan y explorar de qué manera se abstraen en su propio mundo imaginario.

Antes de llegar a Montreal, ya había escuchado hablar de Vortex. Como la mayoría de la gente, conocía su línea Splashpad®. Cuanto más leía sobre la empresa, más advertía que su enfoque creativo iba más allá de los Splashpads. En seguida me di cuenta de que quería trabajar allí. Postulé para hacerlo, pero en ese momento la empresa no estaba contratando nuevos empleados. Seguí trabajando en Mattel, y después de un tiempo, inesperadamente, se comunicaron conmigo. Buscaban un diseñador y querían saber si aún estaba interesada. ¡Desde ya que les dije que sí! Hace poco más de un año que trabajo en la empresa.

¿Podrías explicarnos la etapa de desarrollo de un nuevo producto? ¿Los jefes se dirijen a tí? ¿Tú a ellos? ¿Cómo funciona el proceso? Siempre estamos dispuestos a escucharnos entre los diferentes miembros de los departamentos, independientemente de su rango. A veces las instrucciones vienen de los jefes; en otras oportunidades, nosotros, los diseñadores, una vez que intercambiamos ideas, decidimos el camino que deseamos tomar. En cualquiera de los casos, siempre comenzamos preguntándonos qué es lo que falta, qué lagunas debemos cubrir para que el juego sea más accesible.

¿Entonces es un proceso de colaboración desde el principio? Definitivamente. Todos tenemos experiencias diferentes y un estilo único. Creo que el aspecto multicultural de Montreal juega un papel esencial en el desarrollo de todos estos puntos de vista distintos. Me gusta mucho.

Tenemos que tener en cuenta tantas variables que es importante contar con opiniones diversas, como la de Mónica, por ejemplo. Mónica es una profesional de la salud a quien consultamos durante las primeras etapas de los proyectos. Nos ayuda a ver el mundo según los distintos niveles de accesibilidad y etapas de desarrollo de los niños, y nos da ideas que no siempre tenemos en mente como diseñadores. En realidad, durante todo el proceso de diseño, delegamos tareas a muchos especialistas de distintas disciplinas e industrias.

¿Cómo se creó Water Journey™? El equipo de diseño comenzó por analizar cómo brindar una experiencia accesible a un segmento más joven de la población. Queríamos crear una serie de productos que fomentara un tipo de juego simple y de líneas depuradas. A partir de esta idea, nos apoyamos en la naturaleza como fuente de inspiración. Tomamos experiencias de nuestra niñez, como hacer flotar una hoja en un arroyo. El objetivo era encontrar maneras de reproducir estos juegos básicos. 

No solo debía ser fácil comprender los juegos sino que, sobre todo, debía ser simple jugar con ellos. Toda la experiencia debía permitir los finales abiertos y seguir reglas básicas que cualquier niño pequeño o en edad preescolar pudiera entender. La contribución de Mónica fue esencial en este proyecto. Nos ayudó a pensar qué tipos de juegos e interacciones podían ser accesibles para todos.

Water Journey™ se compone de cuatros paisajes diferentes: Race, Labyrinth, Tide Pool y Jet Dance. ¿Cómo se crearon estos diseños independientes? Todos comenzamos simplemente por observar la naturaleza. En la oficina, tenemos un gran muro de inspiración. Es un collage de todo tipo de referencias visuales, como recortes de revistas, dibujos con crayón hechos por los hijos de nuestros colegas, viejas fotografías, etc. Los diseñadores a veces pueden caer en una trampa en la que todo es abstracto. Estos íconos visuales son un recordatorio de lo que estamos tratando de lograr.

Por medio de estas referencias, el equipo comenzó a precisar interacciones y patrones clave. Luego tomamos estas interacciones distintas y las dividimos en categorías (algunas se inclinaban más hacia el juego cognitivo; otras, hacia las habilidades motoras, etc.). Creo que al principio había cinco categorías, pero después de identificar ciertos aspectos superpuestos, las redujimos a cuatro. Cada categoría le dio vida a su propio diseño.

Cuéntanos más sobre el muro de inspiración.  Desde el comienzo, cuando uno estudia diseño, es necesario prestar mucha atención a lo visual. Para comprender realmente cómo se mueve y fluye el agua, hay que ser capaz de verla. Es más que mera física; es un proceso empírico. Así, cada vez que nos encontramos con un punto de referencia visual, como un río o un volcán, lo agregamos al muro.

Y no es solamente el líder de proyecto quien contribuye a completar el muro. A veces una persona asignada a otro proyecto nos inspira de alguna forma. Pero en ocasiones, un recorte del muro puede ser el antecedente de un nuevo proyecto con un equipo distinto. Al igual que el proceso de diseño en sí mismo, el muro está en constante evolución. Además, tenemos reuniones semanales de una hora para inspirarnos. Pasamos 60 minutos debatiendo un solo color, imagen, textura, invento tecnológico, o cualquier otra cosa que nos inspire.

Ahora que veo el muro, puedo identificar algunos elementos que se usaron como inspiración para el diseño de los nuevos productos de la línea Water Journey™ de Vortex. ¿Podrías hablarnos de estos nuevos productos? Hemos hecho un pacto de silencio en lo que respecta a los nuevos diseños, así que no puedo dar detalles. Lo que sí puedo decir es que comenzamos este proyecto en particular basándonos en las texturas. Los niños aprenden a través del tacto. Este enfoque sensorial en materia de aprendizaje fue el eje central inicial. Será una experiencia táctil totalmente nueva. Este proyecto fue el primero que dirigí en Vortex. ¡Estoy ansiosa de que llegue el día del lanzamiento para poder contarles más acerca de estos diseños!


¡Sea el primero en conocer los nuevos productos Water Journey!

En el próximo artículo, hablaremos de los tres nuevos diseños que entusiasman tanto a Juliana.