Por qué es importante jugar en la vida.

Principales conclusiones de la US Play Conference 2019 (Conferencia estadounidense sobre el juego)

Como orgulloso patrocinador de la US Play Coalition (Coalición estadounidense del juego), Vortex tiene la posibilidad de asistir a la conferencia Play Conference. Cada año, la empresa envía a algunos de sus distintos colaboradores para capacitarse sobre el tema e inspirarse. Ahora que concluyó la conferencia, le presentamos algunas de nuestras principales conclusiones. El público de este año en la conferencia fue muy variado y se contó con la presencia de muchas organizaciones profesionales diferentes, que se congregaron allí para compartir su experiencia y pericia. Entre los presentes hubo médicos, arquitectos de paisaje, docentes, fabricantes de equipos, y estudiantes, que acudieron para continuar capacitándose sobre temas relacionados con el juego.

Muchos padres reconocen con convicción lo importante y valioso que es el juego para el desarrollo de los niños y su bienestar general. Descubrimos que los beneficios del juego no se limitan a la infancia, sino que contribuyen enormemente a formar a los futuros adultos.

Es bastante revelador advertir cuánta investigación se aboca a lo que alguna vez llamamos “lo que hacen los niños”. Permítanos contarle acerca de las conclusiones principales que cambiarán con seguridad la manera actual de percibir el juego.


Aburrimiento

Este tema se presentó como un regalo que les damos a nuestros hijos y nos damos a nosotros mismos. Para todos los padres, escuchar decir a nuestros hijos “Estoy aburrido” es una pesadilla. Instintivamente comenzamos a pensar en alternativas para sacarlos del aburrimiento. Pero en realidad, debemos dejarlos que se aburran. Es cuando aparece el aburrimiento que se inicia el proceso creativo. También es una ocasión para estar quieto (no hacer nada), que les generará el deseo de ponerse en movimiento y les dará un empujón para comenzar. Así que permita que sus hijos se aburran de vez en cuando (y permítaselo a usted mismo).


Jugar con animales

En enero, se publicó un interesante artículo titulado The Power of Play (El poder del juego) en el sitio Web del programa The Nature of Things with David Suzuki, un académico canadiense, divulgador científico y activista ambiental. El artículo trata sobre un documental en el que Suzuki estudia cómo juegan los animales y cuestiona la importancia de su comportamiento. El documental es muy instructivo y permite mirar al juego desde otra óptica: se trata de una unidad estructural de desarrollo fundamental independientemente de la especie. Por lo tanto, no es sorprendente que este tema se haya abordado en la conferencia de este año. Durante la conferencia, se invitó a los participantes antes de una de las presentaciones clave, por ejemplo, a comportarse como lo harían los monos. De una manera extraña, esto nos ayudó a calmarnos antes de la presentación.


La escuela del bosque

Esta es una tendencia muy popular en Europa. El principio de esta escuela es exactamente eso: jugar y aprender en el bosque todo el día. Estas clases han demostrado mejorar muchas capacidades importantes, tales como seguir instrucciones y respetar los límites. Este movimiento está tomando impulso. Algunos países de Europa han implementado estas clases, que están comenzando a llegar a Canadá y a los EE. UU. Los resultados nos inspiran, ya que los niños aprenden desde muy pequeños a ser ingeniosos y respetuosos. ¿No habría sido increíble ir a la escuela del bosque cuando éramos niños?


Objetos cualquiera

¿Alguna vez le regaló un juguete a un niño y descubrió que le gustó mucho más la caja vacía que el juguete en sí? Existe un movimiento que incita a darles a los niños cualquier objeto. No parece haber una correlación entre los elementos en sí mismos, pero lo gracioso es que los niños, con la ayuda de su imaginación, hacen magia y juegan con todo tipo de objeto que les den. Así que es conveniente dejar de lado los juguetes con usos específicos y dejar que los niños se diviertan con todo tipo de objetos. Se sorprenderá de las cosas que inventan.

En general...

Hablando con otros participantes de la conferencia, nos dimos cuenta de que los niños parecen haber olvidado cómo jugar. La generación actual parece estar esperando a que se les haga un espacio en sus días tan ocupados. No tiene permiso ni oportunidad de simplemente ser y jugar. Con todas la actividades extracurriculares y restricciones para mantenerlos seguros, los niños están perdiendo la capacidad de entretenerse a sí mismos. Los padres les están demasiado encima. Los niños no necesitan demasiado; solo tiempo y espacio. Nuestra conclusión más interesante es exactamente eso: hay que darles tiempo y un lugar para jugar y luego dejarlos hacer. Llevarlos a un Splashpad durante los meses de verano puede ofrecerles justamente esa oportunidad.