Juego acuático sin licitación: Cómo una cooperativa de compras le ahorra tiempo y recursos a su comunidad

Cuando se trata de presentarse a licitación, generalmente existen dos caminos:  una solicitud de propuestas (RFP, por sus siglas en inglés) o una cooperativa de compras. Si ya conoce la diferencia entre estas dos opciones, su decisión debería ser fácil. De lo contrario, le arruinaremos el resto de este artículo: ¡una cooperativa de compras es siempre la mejor opción!

¿Qué es exactamente una cooperativa de compras? Para simplificar, es una organización central que permite a las municipalidades evitar el tedioso proceso de licitación para proyectos públicos (por ejemplo, su Splashpad o piscina de natación). La cooperativa, propiedad de sus propios miembros, realiza todo el trabajo para brindar a los contribuyentes el mayor valor posible. Para que comprenda mejor cómo funciona el proceso que hace de esta opción la más conveniente, a continuación enumeramos algunas razones:

  • Una cooperativa de compras le permite ahorrar dinero   

Las cooperativas aumentan el poder de compra. En otras palabras, si varios centros acuáticos llaman a licitación para un producto o servicio, una cooperativa tiene el potencial de consolidar las ofertas. Esto significa contratos de mayor envergadura para los proveedores, lo que se traduce a su vez en un mayor ahorro para su comunidad. Asimismo, unirse a una cooperativa generalmente es gratis y no es necesario asumir compromisos de compra. Así que, para comenzar, no tiene nada que perder.   

  • La cooperativa le ahorra tiempo

Obtener contratos por medio del proceso de RFP puede ser tedioso y consumir mucho tiempo. Considere la cantidad de investigación y negociación que implica la obtención de proyectos. Una cooperativa realiza todas estas tareas administrativas por usted, y elimina el trabajo de preparación innecesario y las idas y vueltas entre usted y sus proveedores. Asimismo, es importante destacar que, dentro del marco tan competitivo de la cooperativa, hay una mayor cantidad de respuestas a las licitaciones y los tiempos de respuesta son menores. 

  • Los contratos de las cooperativas se basan en su valor

Con las RFP, el proceso de selección generalmente se ve determinado por la solución menos costosa. Este criterio solo no es práctico para las municipalidades con requisitos complejos. Menor precio no siempre va de la mano con mayor valor y muy a menudo las comunidades se encuentran con instalaciones acuáticas que no satisfacen las expectativas de los directores y, lo que es aún más importante, de las familias. Con una cooperativa, las licitaciones competitivas siempre priorizan el valor por sobre el precio de compra, lo que garantiza que se satisfagan todas las necesidades del proyecto.  

  • La cooperativa brinda mayor transparencia

Las cooperativas no solo simplifican el proceso de licitación, sino que proporcionan un mayor nivel de transparencia que no puede lograrse en el proceso de RFP. Todos los recaudos aplicados a las compras de una cooperativa se basan en la confianza pública. Las auditorías independientes, las prácticas relacionadas con ofrecer el mayor valor posible, y la gran competencia del rubro aseguran que los dólares se asignen adecuadamente y que se cumplan todas las normas federales, estatales/provinciales y municipales en materia de transparencia.

Si usted está evaluando la posibilidad de integrar una estructura acuática en su instalación sin emitir una RFP, este es su día de suerte. Trabajamos con diversas cooperativas de compras tanto en Canadá como en EE. UU. Comuníquese con nosotros para obtener información sobre cuáles son las cooperativas en las que Vortex participa. El proceso de RFP puede ser costoso y consumir muchos recursos, y los resultados obtenidos no pueden predecirse. ¡Al optimizar todo el proceso de licitación, una cooperativa de compras elimina todos los obstáculos para que usted pueda concentrarse en obtener el contrato!